Se filtra la nueva Xbox Series S

La segunda nueva consola de Microsoft toma forma
Las Xbox Series X no estarán solas, parece. Más y más detalles han ido indicando que junto a ella aparecería una versión algo más modesta llamada Xbox Series S, y ahora se han filtrado imágenes de un mando en color blanco para estas consolas que alude a ambos modelos.
Según las filtraciones, se espera que Xbox Series S incluya 7,5 GB de RAM utilizable, alrededor de 4 teraflops de rendimiento de GPU y cuente con la misma CPU que se encuentra en Xbox Series. Desde The Verge han asegurado haberse puesto en contacto con Microsoft para conocer más detalles de este asunto, por lo que podría haber una respuesta oficial muy pronto.
Se viene rumoreando desde hace semanas que Microsoft lanzaría una segunda Xbox de nueva generación. Otra consola que con respecto a la que ya conocemos diferiría en aspectos como potencia y también en precio, siendo más económica. Pues bien, ahora no sólo podríamos confirmar que así será, también el nombre: Xbox Series S. Y todo ello gracias a fotos de un nuevo gamepad.
Xbox Series S probablemente será la segunda Xbox de próxima generación, siendo una opción más barata, que ha contado con el nombre en clave Lockhart. Un documento de Microsoft, filtrado en junio, arrojó algo más de luz sobre los planes de la compañía para sus dos consolas de nueva generación. El devkit de Xbox Series X de Microsoft, con el nombre en clave «Dante», permite a los desarrolladores de juegos habilitar un modo Lockhart especial que tiene un perfil del rendimiento que Microsoft quiere alcanzar con esta segunda consola.
Todavía no conocemos bien las especificaciones completas de la Serie S, pero los rumores apuntan a que tiene 4 teraflops de potencia de procesamiento de GPU. Eso es dramáticamente más bajo que la Serie X (que tiene 12 TFLOPS) e incluso más bajo que la Xbox One X (con sus 6 TFLOPS). Pero, si considera que la PS4 Pro tiene poco más de 4 TFLOPS de potencia de GPU, puede ver que sigue siendo muy impresionante para una máquina de “nivel de entrada”.
Como consola de próxima generación, se dice que la Xbox Series S también tiene capacidades de trazado de rayos (como su hermano más capaz) y almacenamiento SSD para una carga más rápida y una reanudación instantánea del juego.
Se afirma que su resolución máxima para juegos es de 1440p, en lugar de 4K nativo completo, y ejecutará juegos en hasta 60 fps.
Ahora solo queda esperar lo inevitable: que Microsoft confirme su existencia. Tener dos ediciones distintas de la consola de próxima generación es desde luego interesante y amplía el espectro de usuarios al que poder dirigir un producto que podría llegar -según anteriores indicios- a finales de noviembre de este año.

Comparte este post

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Mas para explorar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *